Que el precio de la luz está por las nubes no es ningún secreto, lo comprobamos todos cuando vemos la factura. Que los políticos crean leyes a la medida de las grandes eléctricas para vender con gran sobrecoste es algo que intuimos la mayoría.

España tiene la factura de la luz más cara de Europa antes de impuestos y no hay ningún motivo para esto. Temenos acceso a energía hidroeléctrica, solar, eólica, gas barato procedente de Argelia e incluso energía nuclear. La mayoría de los países europeos no tiene todas estas opciones, entonces ¿por qué su energía es más barata?

Está claro que el sistema está diseñado así para el beneficio de unos pocos pero no quiero centrarme en esto sino en qué puedes hacer tú para pagar lo mínimo posible.

 

torre de electricidad

 

Entender tu factura

Lo primero que tenemos que saber es qué nos están cobrando en nuestra factura ya que normalmente son muy confusas:

 

  • Término de potencia: También llamado término fijo. Lo pagas todos los meses gastes o no gastes energía y mide el máximo de electricidad que te puede llegar en cualquier momento. Es decir, a mayor potencia más electrodomésticos, calefacción, aire acondicionado… puedes usar al mismo tiempo. Se mide en kW y es la parte en la que más puedes ahorrar (más abajo te explico cómo).

 

  • Término de energía: También puede aparecer en tu factura como término variable o término de consumo. Se mide en kWh y es la electricidad que realmente gastas. Todas las compañías eléctricas cobran prácticamente el mismo precio por kWh. Da igual lo que te digan en atención al cliente o el vendedor de la puerta, todas cobran lo mismo en el término de energía.

 

  • Impuestos y alquiler de contador: IVA, impuestos eléctricos varios y hasta el alquiler del contador. Esto lo cobran todas las compañías electricas. No te lo vas a poder ahorrar.

 

  • Seguros y otros “servicios”: No sirven para nada pero algunas compañías te exigirán que los pagues y otras intentarán colártelos sin que te des cuenta.

 

contador de electricidad

 

Cómo ahorrar en tu factura de la luz

Ahora que tenemos claro las 4 cosas por las que pagamos vamos a ver en cuales podemos ahorrar algo y qué hacer para ello:

 

La parte difícil

En impuestos y contador es imposible ahorrar. Los impuestos van para el estado y el contador lo cobran todas las compañías.

En el término de energía sólo ahorrarás gastando menos electricidad o eligiendo una tarifa que te convenga más.

Cambiar tus hábitos de consumo para gastar menos siempre es positivo, no sólo para tu bolsillo también para el medio ambiente. Pero siendo sinceros la cantidad que vas a ahorrar no es tanta, vas a seguir necesitando frigorífico, poner lavadoras, cocinar…

Y los datos indican que con todas las tarifas se paga más o menos lo mismo por kWh consumido. Con las tarifas de noche te cobran carísima la luz consumida en hora punta así que acabas pagando casi lo mismo.

 

La parte más fácil

La mayor parte del ahorro es en los otros puntos: los seguros y el término de potencia

Los seguros no te cubren prácticamente nada y sólo existen para que pagues más, así de simple y si no te quejas pues más margen de beneficio para la eléctrica. Para ahorrarte esto tus únicas opciones son llamar a tu compañía para quejarte e intentar convencerlos de que te dejen de cobrártelos o cambiar a otra que no cobre por estos conceptos.

En el término de potencia pagas una cuota fija según la cantidad que tengas contratada. Va por tramos y hay 15 tramos diferentes, es decir, 15 potencias y tienes contratada una de ellas (0,8 kW, 1,15 kW, 2,3 kW, 3,4 kW, 4,6 kW…) Lo importante aquí es contratar la que realmente necesitas porque el precio para una misma potencia es el mismo en todas las compañías. Aquí tampoco hay diferencia.

La diferencia es que algunas compañías te van a meter uno o hasta dos tramos más de lo que necesitas y por cada tramo de más pagas 60€ al año extra.

Y vuelvo a repetir, es precio fijo. Por ejemplo si tienes contratado 4,6kW pero sólo necesitas 2,3kW (2 tramos de distancia) estás pagando 120€ extra al año con exactamente el mismo gasto de luz.

 

bombillas fluorescentes

 

Soluciones para ahorrar en luz

¿Te saltan los plomos frecuentemente? Si la respuesta es no es muy probable que estés pagando por al menos 1 tramo más de potencia de la que deberías (5€/mes). Si a esto le añades los alrededor de 5-10€ en seguros y servicios que no necesitas puedes ver por qué tu factura de luz es tan cara.

Resumiendo: para ahorrar en tu factura debes contratar la potencia que usas y no más y dejar de pagar por los servicios extra. Para esto tienes 2 opciones:

  1. Llamar a tu compañía para que te quiten los servicios y que te pongan la potencia adecuada porque ellos la saben aunque no les interesa decírtela para cobrarte de más. Por cada tramo de potencia que te bajen te suelen cobrar 10€.
  2. Cambiar a una compañía que no tenga extras y que te ajuste la potencia por defecto. Este proceso es siempre gratuito, fácil de hacer desde internet y en ningún momento te quedarás sin luz.

Si te decides por esto último tienes varias compañías para elegir, puedes buscarlas por internet pero la que yo te recomiendo porque es de la que yo soy cliente es Holaluz y estoy muy contento con ellos. Me bajaron un tramo de potencia y me quitaron un servicio de protección que costaba unos 2€ al mes. Sólo con eso me ahorro alrededor de 7€ al mes que vienen a ser unos 85 al año.

Aquí os dejo el enlace a Holaluz por si queréis más información. Y si os vais a cambiar podéis hacerlo desde la página (se tarda 5 minutos) o dejarles el teléfono y que os llamen.

Con las eléctricas pasa como con los bancos o las telefónicas si te buscan ellos para ofrecerte una “oferta” es porque es para su beneficio, no para el tuyo. Mejor que busques tú mismo lo que mejor te convenga.

 

Si te ha gustado o resultado útil este artículo puedes compartirlo con tu familia, amigos o redes sociales. Quizá a ellos también le guste.

 

Cómo ahorrar en tu factura de la luz